Última presentación, última victoria

Última presentación, última victoria

Por Nicolás Cancelare | Mirada Jaguar

Jaguares logró cerrar su primer año de Súper Rugby con una gran victoria frente al equipo revelación de esta temporada. Lions no vino a pasear por Buenos Aires, sino que fue al José Amalfitani a conseguir una victoria para terminar en la cima y enfrentarse con Sharks; debido a esta derrota, el conjunto sudafricano jugará con Crusaders.

 

 

jag

 

El equipo dirigido por Raúl Pérez entró mal al partido: tuvo muchas imprecisiones, errores de manejo y desconcentración. Cuando tenían la pelota generaban varias fases de juegos de lado a lado, pero no avanzaban metros porque faltó el quiebre, los jugadores no entraban lanzados a la defensa rival.

Por el otro lado, todo lo contrario: Lions dominó gran parte del primer tiempo con un juego dinámico y ganando en el contacto en todas las situaciones. A medida que el conjunto de Johan Ackermann avanzaba metros, la defensa argentina se desorganizaba. Luego, Jaguares tuvo bastante tiempo la posiciones de la pelota, pero no pudo administrarla bien para generar peligro debido a los errores en el manejo.

El resultado durante el descanso marcó un 15 a 12, a favor de Lions, quien había convertido dos tries. La efectividad de Nicolas Sánchez permitió achicar la diferencia (4 penales). Hubo un gran crecimiento en el scrum y en el primer tiempo se notó que la clave iba a estar ahí. Asimismo, Jaguares desperdició tres chances de try.

Primeros minutos de la segunda etapa y Lions sumó nuevamente de a cinco para poner el encuentro 12 a 22. Tiempo después, Facundo Isa estalló el grito de la gente a través del primer try del conjunto local en el partido y reanimó las esperanzas. De ahí en más, Jaguares jugó uno de los mejores tiempos de todos.

Fueron 30’ en constante ataque y sometiendo a Lions en su in-goal. El scrum fue la clave de la victoria: a través de esa formación, logró un try penal, la amonestación de dos jugadores rivales y tener una formación fija a la cual recurrir durante el partido.

Jaguares empezó a dominar y marcar el ritmo del partido. Mejoró en aspectos del juego que en el primer tiempo le habían fallado como, por ejemplo, el contacto y la verticalidad a la hora de atacar. Luego del try, Nicolás Sánchez aprovechó otro penal para poner el partido 22 a 27.

Lions no generó un solo ataque en el segundo tiempo porque la franquicia argentina mantuvo su gran nivel de juego, a pesar que había arrancado dormido. Además, hubo una presión constante para que los sudafricanos no salgan de su territorio ni penetren a la defensa.

Finalmente, un try de Matías Alemanno aseguró la cuarta victoria de Jaguares en el torneo por 34 a 22. El conjunto dirigido por Raúl Pérez logró cerrar el año del debut con una victoria increíble.

Si te gustó esta nota, ayúdanos tackleando el anuncio que esta abajo, desde ya muchas gracias por colaborar!!!

Comentar Nota

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*